Mandona no; la que manda!

Not bossy, the boss

Martina no tiene todavía 3 años. Es una niña maravillosa, inteligente, sensible y luminosa. Además, es hermosa. Hace 10 días que empezó el colegio; llena de ganas de aprender, emocionada con las nuevas experiencias, feliz (como se ve en la foto).

En la primera reunión de madres y padres llamaron la atención sobre su tendencia a ser mandona.

«Mandona» porque quiere liderar procesos y gente, organizar. Pero no la llaman líder, la llaman «autoritaria».

«Mandona» porque entiende e internaliza rápidamente las reglas y quiere que sus compañeras y compañeros también las cumplan. Pero no la llaman inteligente, la llaman «espabilada».

«Mandona» porque sabe articular lo que quiere y porque quiere tener control de su situación. Pero no hablan de su sana autoestima, la importancia de su autoafirmación; la llaman «controladora».

Los niños son para sí, las niñas deben ser para los demás

«Mandona» habla de un sesgo de género: muy raramente los niños son llamados mandones. El liderazgo, la dirección de personas, el expresar lo que uno quiere, son cualidades deseadas, promovidas y esperadas en los niños. Los niños reciben el mensaje de que ser líder y tener ambición es positivo, e incluso natural en ellos.

En las niñas se espera más bien la docilidad, el acatamiento y sobre todo el agradar a las demás personas. En una sociedad donde las mujeres tienen un lugar histórico de existir para los hombres –comenzando por nuestro mito fundante como sociedad de tradición judeo-cristiana de que “No conviene que el hombre esté solo”–, las  niñas reciben un mensaje mucho más fuerte y consistente sobre la importancia de agradar. Y se agrada haciendo lo que quieren los demás, obedeciendo a los deseos de otros; se agrada siendo buena y no contrariando a los demás, no respondiendo, no expresando el propio deseo; se agrada no discutiendo ni cuestionando. Se agrada renunciando a la ambición y al liderazgo propios.

El ser para otros hace que las niñas sean más sensibles a la opinión ajena y al «qué dirán». Hace que las niñas, a medida que van creciendo y socializándose en esta sociedad sexista, vayan desarrollando problemas de autoestima (3.5 veces más bajo que el de sus pares varones), estén el doble de preocupadas que los niños de que las llamen «mandonas», consideren que para ellos es mucho más fácil ser líder, se les ceda menos espacio para hablar en clase que a los varones y sean interrumpidas con mayor frecuencia que ellos [Fuente: Banbossy.com]

Society, you’re a crazy breed (Sociedad, eres una loca especie)

Esta situación reafirma mi decisión de no tener hijas o hijos. Amo la maternidad y la paternidad, todo lo relacionado con la crianza y la educación, con el proceso de socialización primaria, con la infancia. Tengo una gran conexión y afinidad con niñas y niños. Pero pensar que todo el esfuerzo que haga para criar personas desde un patrón feminista, equitativo e igualitario va a ser arruinado por las instituciones socializadoras –el resto de la familia, la escuela, el Estado en sus diferentes organismos–me desalienta, me entristece, me apena y me rebela.

1er_lugar_Honduras_Jhony_Amado_Magallanes_Rodriguez
Fotografía ganadora del concurso “Por ser niña”, campaña para la educación de niñas, de Plan Internacional

Martina es mi (única) sobrina. Martina es la razón por la que, a pesar de lo que todo el mundo me aconseja, nunca voy a dejar de ser feminista. Martina es la razón por la que no cierro los ojos ante los mecanismos opresivos de la sociedad sexista en la que vivimos. Ella, la proyección de mi niña en ella, la proyección de todas las niñas en ella, son la razón por la que escribo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s